Director

José Musse es Director del Centro de Entrenamiento de Bomberos Profesionales (Fire Training Center of Peru) y fundador de la revista "Incident Commander Magazine, Desastres.org".

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

El Día que un Bombero Peruano hizo Historia en la NFPA

Desde hace muchos años he venido sosteniendo que el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP) carece de apropiados recursos humanos. Los jefes están más ocupados y preocupados por enriquecerse ilícitamente que en construir un bomberismo. Cualquiera se hace bombero, la peor chusma tiene más oportunidades que una persona educada y correcta.

Un bombero chusma es bienvenido, pues nunca pondrá en peligro con cuestionamientos al establishment. Un bombero moralmente promiscuo es más fácil de detener, pues no está en condiciones de amenazar a nadie. No tiene credibilidad y tiene demasiados esqueletos como para querer brillar o usurpar el privilegiado puesto de los que ya son jefes. El que comete delitos es “agradecido por distinguidos servicios” por el mismo comandante general, mientras que el denunciante es privado de ejercer cargos, tal como pasó con el Brigadier CBP Rossi Abad. Así parece que el ciclo de vida del bombero peruano es más o menos la siguiente: Resolución de bombero, resolución de nombramiento para ocupar cargo, resolución de sentencia judicial por corrupción, y carta de agradecimiento por servicios distinguidos. En este punto, los bomberos tienen promoción de graduación y promoción de convicción en cárcel. Entonces dos preguntas son necesarias. ¿Cuándo te graduaste de bombero? y ¿Cuándo te sentenciaron a cárcel? Por supuesto hay muchos bomberos que no tienen sentencia judicial, en este punto son los que no fueron procesados por complicidad, a los que no se les ha perseguido por ver y callar y los que se salvaron de ser procesados porque no se juntaron suficientes evidencias que garantizaran un efectivo proceso. Así, claro…también queda un minúsculo grupo de bomberos libres de polvo y paja, inocentes de todo. La baja calidad moral y académica del bombero peruano es abrumadora. En las redes sociales continuamente filtro y depuro mis contactos aunque a veces no tenga mucho éxito en esta tarea. Un grupo de bomberos peruanos estaba circulando un afiche de mi creación donde se remarcaba las actitudes ideales del bombero. Solo que habían mutilado los créditos. Al reclamar, pidiendo se transmita sin mutilar mi trabajo, y remitiéndoles el original, sin querer me enfrasque en una lucha improductiva. Más o menos los bomberos peruanos me dijeron que debía agradecerles que promovieran mi trabajo mutilado.

El episodio me sirvió para entender que el respeto a las ideas ajenas es proporcional a la capacidad de los individuos de producir ideas propias. Cuanto menos ideas inteligentes tenga una persona, menos respeto tendrá de las ajenas.

El estúpido no sabe, y no puede saber lo que involucra hacer propuestas inteligentes.

HAGA CLICK PARA VER LA RESPUESTA DE LA NFPA A LAS CALUMNIAS Pero uno de los hechos que dibuja lo bajo que se puede caer, es un episodio digno de los X Files. Un bombero peruano, que no me queda más que asumir que debe tener problemas psicológicos, me acusó de fraude. De usar nada menos que el logo de la NFPA sin derecho hacerlo. Un episodio lleno de fantasía en el que según esta persona, la misma señora Olga Caledonia de la NFPA me exigió lo retirara. Algo que por supuesto nunca ha pasado.

Pero esta persona en sus cien, dale que dale en levantar falsas acusaciones en las redes sociales. Jorge Demóstenes Vivar Barrera de las filas de la Compañía de Bomberos Salvadora Lima 10, nunca se retractó, nunca se disculpó. Muy a pesar que me comunique inmediatamente vía telefónica con la señora Olga Caledonia quien desmintió tal acontecimiento. También me comunique con Jorge Moncada sobre este penoso tema. Que si uno se pone a pensar sobre esta acusación es disparatada. Proviene de una clara y arraigada mente tercermundista. Fíjese que en los Estados Unidos nadie va más allá de su especialidad o funciones, no como en países de América Latina donde todos hacen de todo y se creen especialistas de ese todo. En otras naciones si alguien infringe un tema legal, pues será el departamento legal el que tome las acciones pertinentes. No un Director Ejecutivo o un Director de Operaciones… Finalmente para limpiar mi nombre decidí escribir al mismo presidente de la NFPA, James M. Shannon. Al día siguiente recibí la llamada telefónica de Denis J. Berry de la NFPA y carta que me libraba de todas las calumnias que esta persona lanzaba sobre mí. Eso era lo más importante, quedaba claro que era una infame calumnia. Lo que esta persona acusa en Facebook, es desmentido por la misma NFPA. No hay espacio para dudas.

Menciono este caso por ser un extraordinario ejemplo moral que describe a muchos bomberos peruanos y como su impensado actuar trasciende dejando mal el nombre de la institución que los alberga. De cómo lanzan falsas acusaciones, hacen de la calumnia y difamación un arte. Con aplausos de otros, pues no ignore que esta basura se divulgó en la red social frente a otros bomberos peruanos que lo toleran, algunos altos oficiales, como el del honestísimo Otakar Lukac, muy recordado en Industrias del Envase por la venta de equipos de protección personal. Janio Ravichagua, ex jefe de seguridad de esta empresa se convirtió en mi socio y por mi parte sigo la amistad con Jhon Ruiz quien fuera supervisor de seguridad de esta empresa y a quien visite en Madrid.

Las mentiras, las calumnias no tienen consecuencia en el CGBVP. Ante la documentación el mismo Vice Comandante General Augusto Vinas López, presentó al entonces Presidente del Consejo Nacional de Disciplina del CGBVP, Gonzalo Lostanau la denuncia respectiva. De la que por supuesto nunca espere nada. Aunque donde yo vivo, esto involucra deshonor para las instituciones y la expulsión con degradación es la única respuesta posible, pero en el CGBVP de don Gonzalo Lostanau, quizá este bombero haya demostrado que tiene lo que se necesita tener para ser condecorado. Supongo, que este artículo es más que suficiente para garantizarle al señor Vivar un ascenso, un cuadro con su foto en la sala de honor y una carta de agradecimiento por sus distinguidos servicios.

Este artículo es la historia de cómo un bombero peruano de nombre Jorge Demóstenes Vivar Barrera de la Compañía Salvadora Lima 10 y el nombre del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, dejaron un hito histórico en la NFPA.

©1997 - 2016 DESASTRES.ORG

INCIDENT COMMANDER MAGAZINE

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now