Director

José Musse es Director del Centro de Entrenamiento de Bomberos Profesionales (Fire Training Center of Peru) y fundador de la revista "Incident Commander Magazine, Desastres.org".

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Héroes por accidente

A Grau no le cayó una bomba por casualidad. Estaba en batalla combatiendo navíos enemigos que le rodeaban. A Bolognesi no le destrozaron el cráneo por accidente, cayó de un culatazo, combatiendo en el morro. Honró su palabra y literalmente quemó el último cartucho. Quiñones no murió en un accidente aéreo, fue una batería antiaérea ecuatoriana que él eliminó precipitándose contra ella. Limpiando así el camino para las fuerzas terrestres.

Solo hay héroes por accidente en las películas. En la vida real, es la decisión calculada de sus actores. Significa ir más allá del deber. No hay héroes porque cumplieron su deber, los hay porque se va más allá. Cumplir con el deber significa realizar la tarea como era esperada. Es decir, no se condecora a un policía por combatir el crimen. Ese es su trabajo. Pero arriesgar su vida en el cumplimiento de su trabajo es algo que va más allá de lo que se puede pedir o exigir desde un aspecto laboral. Allí se va más allá del deber.

De igual manera. Honrar, homenajear o condecorar bomberos debe ser porque se fue más allá del cumplimiento del deber. No por accidente o negligencia.

Si un trabajador entra a una mina y no usa su casco y sufre por consecuencia de esa negligencia, un traumatismo encéfalo craneano. Probablemente sería visto en una administración saludable y profesional como un mal trabajador. En algunos países el seguro privado podría limitar sus beneficios por ser negligente. En los EE.UU., las normas OSHA tiene fines de protección ocupacional y un bombero que se accidenta por no seguir los procedimientos de seguridad laboral estatal o federal puede perder sus beneficios laborales, seguro y ser despedido. En Perú, se es condecorado.

No me mal interprete. Mi solidaridad con los bomberos heridos en Villa María del Triunfo. Lamento su dolor y problemas de salud. Pero soy un profesional y mi deber es emitir una opinión como tal. Guste o no guste, sea popular o impopular.

  • No había vidas en peligro que ameritara una entrada forzada para realizar un rescate. No había una razón validad para pasar de una maniobra defensiva a ofensiva.

  • Las imágenes y videos son claros. Algunos no estaban usando el equipo de protección personal completo. Lo que no significa que no lo tengan disponible como ha insinuado el procesado por la justicia y Brigadier Mayor CBP Alejandro Navarrete, afirmando que hay que comprar más equipos. Yo diría, hay que usar lo que se compra.

  • No hubo un Rapid Intervention Team (RIT). Un tema estudiado y empleado en la mayoría de servicios de bomberos alrededor del mundo para seguridad por más de 15 años.

  • Falla en operaciones de rescate ante un bombero caído.

  • Falla en apagar el fuego en el cuerpo de varios bomberos. Corren, se quitan la máscara agravando su situación.

En resumen y por donde se le mira, hay improvisación. Una respuesta de bomberos completamente amateur. Los años de experiencia dirigiendo incendios que dice el Director de Operaciones tiene uno de los afectados, no valen nada. Como si les hubieran entrenado 2 horas.

El resultado planteado de estrategia, táctica y consecuencias lo demuestran.

¿Dónde en el mundo hay bomberos heridos en similares situaciones? No hay precedentes.

Los incendios en materiales peligrosos tienen un bajo ratio de mortalidad porque son bastante predecibles. El combustible arde y explota. Mantente lejos. Si no se entiende eso, estamos condenados.

El bombero Alejandro Navarrete quiere que comparemos las estadísticas del país con Chile y Paraguay y cuando miramos no hay accidentes tan graves con líquidos inflamables. Quizá él pueda proveer los casos en particular para comparar.

Aunque técnicamente sería correcto solo si compararámos con otros servicios de emergencia bajo el patrón de inversión costo-beneficio.

Por ejemplo, ¿Qué servicio de bomberos en el mundo ha tenido accidentes tan serios donde el presupuesto ha crecido 500% en veinte años? ¿Qué servicio de emergencia que ha triplicado su tamaño por la multimillonaria inyección de recursos ha tenido accidentes con bomberos quemados en líquidos combustibles?

Estos bomberos heridos realizaron una pobre performance del trabajo. Técnicamente no hicieron bien su trabajo aunque tenían todas las herramientas para hacerlo. Equipo de protección personal completo y disponible. Mayores unidades para organizarse y tomar mejores decisiones.

No es un problema de equipos o recursos, sino de acciones, y de decisiones.

No fueron más allá del deber, en realidad, no cumplieron correctamente con el deber de atender una emergencia como se debía.

En EE.UU., serian despedidos del servicio de bomberos y el propietario del establecimiento probablemente iniciaría una demanda millonaria alegando que el gobierno no hizo bien su trabajo y por lo mismo su negocio sufrió pérdidas innecesarias. En Perú, son distinguidos por meritorio servicio y aclamados como héroes.

Todo profesional de la Seguridad Ocupacional sabe que no se premia al trabajador herido, ello fomenta más heridos. Ese concepto de que un trabajador lesionado era dedicado desapareció en la década del 40. En Perú es el último grito de la moda.

Estamos viendo los primeros actuados de la incompetencia del Comandante General asignado Víctor Mondragón, que está claro es un ignorante en temas de protección contra incendios y seguridad humana. Somos testigos de la incompetencia del Brigadier Mayor CBP y sancionado por la contraloría Mario Casaretto y Alejandro Navarrete, otro procesado por actos de presunta corrupción y enriquecimiento con recursos del Cuerpo de Bomberos del Callao.

Y, es que no se ha entendido en el país algo que es claro para otros.

Muchos países pueden progresar bajo la corrupción y asumirla como parte de su costo operativo. España, Italia e inclusive EE.UU., son ejemplo de ello. Lo que no hace sostenible un país es cuando a la corrupción se le suma la incompetencia. Eso es agregar fuego a la gasolina.

Hemos pasado de Fernando Belaunde a Ollanta Humala. De Pepe Ludmir a “Peluchín”, un bufón que se jacta de su ignorancia en cinematografía. De Ricardo Mayocchi como Director de Operaciones del CGBVP a Alejandro Navarrete. Donde se vea, la mediocridad e incompetencia es popular y ha tomado el poder. Algo que será insostenible para el país, porque deja este de ser viable.

Por ahora todo es apariencia, el paisaje es hermoso. Suele pasar cuando nos paramos a un paso del precipicio.

El CGBVP en manos de Víctor Mondragón, Mario Casaretto y Alejandro Navarrete nos llevara a niveles más degradantes de lo que hemos visto hasta ahora. En fin, ya nos inventaron lo de héroes por accidente, seguro que la siguiente payasada es más ridícula aun.

La seguridad nacional está en serios problemas.

José Musse

©1997 - 2016 DESASTRES.ORG

INCIDENT COMMANDER MAGAZINE

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now