Director

José Musse es Director del Centro de Entrenamiento de Bomberos Profesionales (Fire Training Center of Peru) y fundador de la revista "Incident Commander Magazine, Desastres.org".

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Marín, el plomero bombero, José Musse


No soy religioso, no acudo a ninguna iglesia, ni atiendo ningún ritual. Si no es por la boda de un amigo, ignoraría por completo como son las iglesias por dentro.

Aunque un día haciendo zapping me encontré con uno de los tantos telepastores de la pantalla norteamericana; Joel Osteen, y antes que pudiera pasarlo por alto dijo un par de cosas que me obligo a escucharlo más. “No te quejes de tu trabajo, Dios es el que te lo ha dado” más adelante dijo algo que me pareció todavía más pertinente para la vida cotidiana “No olvides, siempre Dios tiene control de todo, y el día que el Señor diga basta, será el punto final de lo que pasa”

Dado los últimos episodios en el Cuerpo de Bomberos del Perú (CGBVP) nos queda claro que Dios ya dijo “basta” y a la pandilla basura no les ha quedado más que engullir este trago amargo. Han caído rápido y en muchos casos en silencio.

Cobardes, capitularon de miedo, renunciaron sin presentar batalla como el señorito Hugo Melcocha Conde del Azúcar de la 28. “retirito anticipado” para el ñaño. Igual, que lo boten.

Por años se sintieron invencibles, intocables, aliados del poder de turno, expertos manipulando la prensa. Mintiendo, calumniando. Dando dinero por aquí y por acá. Igual, el día que Dios les dijo basta, fueron barridos como polvo.

Durante estos años de lucha contra la corrupción, los pocos que combatimos nos sentíamos enanos luchando contra gigantes. Teníamos pocas esperanzas, pero las teníamos aunque parecía evaporarse como agua en un desierto.

Lo único que nos blindaba era una gran arma que los delincuentes no contaban, y esta era la verdad y la razón.

Triste final para ellos, pero justo.

Ahora viejos, achacosos, sin educación ni ingresos fijos. Ya no hay recuperación, es el trecho final de una vida de mierda, diseminando excremento en su andar. Son cadáveres vivientes que luego de derrochar podredumbre solo esperan consumir sus últimos minutos para enfrentar al juez divino que no podrán evadir ni sobornar.

Vidas inútiles. Su legado es la mierda y por eso su final es la de una mierda. Tal cual merecen todos los expulsados del CGBVP.

Cuantas oportunidades desperdiciaron para hacer lo correcto, para engrandecer el CGBVP. Para convertirla en una institución de clase mundial y no la payasada que es ahora.

Como cristiano creo que ir al cielo es fácil, solo debes obtener el perdón de todos los que ofendiste. Después de decir esto. Desgraciado final la de estos tipos que deben enfrentar a muertos que ignoran existen y los culpan. Gente que perdió su vida porque no hicieron un servicio de bomberos eficiente. Gente que quedó arruinada porque los bomberos no hicieron bien su trabajo. Y como jefes no podrán eludir sus responsabilidades. Claro que si contamos a los que dañaron con intención, el número crece.

Bien, ahora solo falta esperar el final de los que inspiraron y promovieron la corrupción. Esos mercachifles. No crean que los hemos olvidado.

Que no pasen piola los Zapater (ustedes me entienden). ¿Cómo se los llevará Dios? ¿Un paseo a la cárcel o luego de un largo y penoso cáncer?

Creo que Marín Salomón es el mejor Presidente del Consejo Nacional de Disciplina que el CGBVP ha visto en toda su historia. En un país de cobardes y ahuevados, el hombre inspira.

Su actuación es impecable. El hombre nació con talento para joder. Debió ser plomero, sabe lidiar con la mierda.

Me alegro que el gran Fernando Camino haya dado la estocada final a estos sátrapas que no solo han fracasado como bomberos, porque lo peor es que han fracasado también como seres humanos.

Una observación final. Me hubiera gustado que la palabra traición figurara en las expulsiones. Después de todo han traicionado valores humanitarios del CGBVP por decir lo menos. Para decirlo claro muchos robaron al Estado peruano y eso es un acto de traición a la patria que en otros países se paga con la vida.

Mondragón, no es santo de mi devoción y para mi calladito se ve más bonito.

La verdad no tengo comentarios negativos contra su gestión, pero tampoco lo apruebo. Digamos que logra un puntaje mediocre. Ojala mejore, por el bien de él y del CGBVP. Y que no lo olvide, es Dios el que la he dado el puesto de trabajo que tiene y no los Humala.

José Musse

New York City.

©1997 - 2016 DESASTRES.ORG

INCIDENT COMMANDER MAGAZINE

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now